viernes, 13 de enero de 2017

THE DUES - Thief of time (SUI, 2016)

El trío suizo The Dues ya hizo su aparición en este blog cuando se coló hace no mucho en la lista de lo mejor del pasado año, siendo una de la las apariciones más interesantes del curso anterior.

Como comenté brevemente en su momento, The Dues son un trío a la antigua usanza. Obviamente el estilo recuerda a las bandas de finales de los 60 y principios de los 70 pero lo de The Dues va más allá, pues sus composiciones, su forma de ejecutarlas y su sonido parecen asombrosamente provenientes de esa época, como si el disco hubiera estado guardado en un baúl todo este tiempo para ser abierto ahora, para nuestro disfrute.

Aunque en su página de Facebook etiquetan su estilo como Heavy Rhythm and Blues, los sonidos de este Thief of Time se basan en el hard rock, el blues rock y la psicodelia y recuerdan a grupos como Cream, Cactus, Leaf Hound o Blue Cheer, y yo además los comparaba en esa breve entrada del Top 2016 con otro grupo actual como Radio Moscow, aunque como decía, les tira más el hard rock que a los americanos, con quienes comparten eso sí el amor por el más descarnado buen blues rock.

Así pues, nueve pepinazos y una demoledora versión de"Gimme Shelter" forman este monumento al rock setentero que es Thief of Time. Un disco que va mejorando a medida que van avanzando las canciones, pues aunque "Best" y "Sunny day" son buenos temas es con "Thief of Time" donde The Dues empiezan a demostrar de lo que son capaces y donde, a parte de directos y guitarreros, vemos composiciones más logradas, siempre con un sonido muy macarra y totalmente deudor del underground setentero. Otras destacables son "Water", "Jekyll" o "Silver Star", corte que he elegido como tema clave y que es sin duda uno de los mejores, aunque en conjunto es un trabajo muy solido, en el que nada está de más.

Así pues, otro discazo de rock revival que disfrutar. Un disco sin nada de pose y que apuesta con honestidad y convencimiento por los parámetros del heavy psych setentero actualizándolos al día de hoy.

Atentos estaremos por estos lares a estos suizos y esperemos que vengan más discos como Thief of Time en un futuro.


VALORACIÓN:  8'5-9

TEMA CLAVE: "Silver Star"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  Slow Season - Mountains (USA, 2014)

sábado, 7 de enero de 2017

FREE - Tons of Sobs (UK, 1969)






Empezamos nuevo año traicionando un poco (solo un poco) la política de elección de discos de Stoned Guitar de rescatar joyas olvidadas, discos malditos y grupos del underground musical, y nos acercarnos esta vez a un grupo de sobra conocido como es Free.

Y digo traicionando solo un poco porque para un amplio sector, Free se reducen a Fire And Water y "All Right Now". Un gran disco y una canción legendaria pero que por sí solos son un pobre resumen de una banda grandiosa y con una excelente trayectoria, y que nos dejó discos como este Tons of Sobs, el mejor en mi opinión del cuarteto inglés, y que a menudo pasa desapercibido cuando se habla del grupo, siendo una auténtica maravilla como es.

Visto con la perspectiva del tiempo, este grupo y en especial este disco despiertan fascinación en mí. Es increible como cuatro chavales que no llegaban ni a los 20 fueron capaces de grabar un trabajo tan maduro y bien ejecutado como este. Tons of Sobs es una oda al blues rock. Un disco seminal dentro del estilo. No olvidemos que el álbum sale el mismo año que discos como el I de Led Zeppelin y aunque tendrían que esperar un año para el éxito con Fire and Water, este disco aglutina todo el potencial de una banda que debutaba de forma magistral.

Es por eso que rescato este disco de Free. Nunca serán reconocidos lo suficiente por Tons of Sobs. Pero ahí están "Worry", "The Hunter", "Walk In My Shadow", "Goin' Down Slow" o "Moonshine" para atestiguar la inigualable voz de Paul Rodgers, la maestría de Paul Kossoff, la habilidad y precocidad de Andy Fraser, sin olvidar el buen hacer de Simon Kirke a la batería. Una formación de ensueño, quizá, y solo quizá, en su momento más dulce.

Pensar que cuatro post-adolescentes de la actualidad fueran capaces de hacer un disco como este es pura ciencia-ficción. Por eso es tan grande este álbum. Un disco esencial dentro del blues rock. Un disco para disfrutar y deleitarse con una de las mejores bandas del rock siempre.


VALORACIÓN:  9'5-10

TEMA CLAVE: "The Hunter"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  Free - Fire and Water (UK, 1970)




viernes, 30 de diciembre de 2016

STONEWALL - St (USA, 1976)


De nuevo nos visita hoy, y para no perder la costumbre, otra joyita del hard setentero. Otro de esos discos de culto que tanto adoramos los fans del underground del hard rock. El LP lanzado primeramente por el sello Tiger Lily es imposible de conseguir, pues la cantidad de copias editada era irrisoria, aunque es cierto que en 2008 lanzaron una reedición. Y después está la que sacó Akarma que, sin saber muy bien porque, titularon al disco como Stoner. Pues muy bien.

En cualquier caso, y sea cual sea la vía por la que tengas acceso a este disco, el caso es que lo que nos ofrecen Stonewall en poco más de 30 minutos es un chute de heavy psych  de los que dan un buen subidón. A pesar de su corta duración Stonewall consigue condensar de manera eficiente todos los elementos que debería tener un buen disco de hard psych y que para mí ejemplifica fenomenalmente el tema "Try & See It Through", esa jam corta pero directa con un solo realmente incendiario que encontramos a mitad de disco.

La forma de cantar de Bruce Rapp es un añadido más y hace que el sonido de Stonewall sea más crudo todavía. Voz que se intercala con la guitarra de Robert Demonte, que nos deja algunos momentos también memorables. Como no podía faltar nada, también tenemos teclados (no muchos pero alguno hay) y hasta harmónica, como en la bluesera "Bloody Mary".

Un manual del mejor hard rock 70's con sus influencias blues rock y acid rock totalmente intactas y bien visibles. Un disco potente, directo y que es para mí uno de los mejores discos en su estilo.

Y a los que os pasais por este cutre-blog, feliz año a todos y mucho rock 'n roll!


VALORACIÓN:  9

TEMA CLAVE: "Try & See It Through"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Wildfire - Smokin' (USA, 1970)

jueves, 22 de diciembre de 2016

LES VARIATIONS - Nador (FRA, 1970)


Les Variations fueron auténticos pioneros del rock francés. Con una formación nutrida de integrantes de origen marroquí, el grupo obtuvo en su momento cierto reconocimiento que les permitió, entre otras cosas, girar por Estados Unidos y su trayectoria se alargó hasta 1975 cuando se disovieron tras grabar cuatro álbumes.

Sin haber escuchado ninguno de sus siguientes tres trabajos, me atrevería a decir que es este Nador el disco que más me interesa de este cuarteto. Quizá las referencias que tengo a cerca de cambios de sonido en sus posteriores álbumes me hayan tirado para atrás todo este tiempo pero en cualquier caso es momento de valorar este disco debut de Les Variations.

Es curioso porque el disco es bastante anglófilo en todos los sentidos. Los temas son todos en inglés y tan solo hay alguna concesión al origen africano de sus miembros en temas como el instrumental "Nador" y en "But It's All Right". Además, su sonido bebe enteramente de los clásicos, desde Led Zeppelin o Cactus hasta MC5 o Steppenwolf, pasando por el rock 'n roll más clásico (influencia que se evidencia en "Mississipi Woman") y ciertos trazos psicodélicos que todavía transmite ese hard rock primigenio, no olvidemos que estamos todavía en 1969, aunque en este punto es necesario señalar como, por momentos, esas guitarras adelantan sonidos que nos hacen pensar de nuevo en uno de esos caso de riffs proto-metal, a cargo esta vez del guitarra Marc Tobaly.

Un gran disco de hard rock. Quizá el mejor que nos haya dejado Francia. Así lo atestiguan temas como el explosivo opener "What a Mess Again" o la potente "Completely Free" que, junto a "Waiting For The Pope" y "But It's All Right" son lo mejor de Nador. Queda por ahí algún tema menor pero no afecta demasiado al resultado final.

VALORACIÓN:  8'5

TEMA CLAVE: "What a Mess Again"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Steppenwolf - St (USA, 1968)



miércoles, 14 de diciembre de 2016

LO MÁS DESTACADO DE 2016

 Se acaba el año y es momento para repasar lo mejor que nos ha dejado este 2016 en cuanto a discos y siempre desde la perspectiva del hard rock, la psicodelia y el blues rock de bandas actuales pero de alma setentera.

Este año he estado escuchando bastantes discos de los que iban saliendo y la verdad es que ha habido mucho y bueno, contando bandas consolidadas y bandas nuevas, así que se han quedado fuera discos que también están realmente bien. En cualquier caso, hay que resumir y, sin orden ni concierto, ahí van los discos que más me han gustado a lo largo de este 2016 que ya termina.


MONDO DRAG - The Occultation of Light


A principios de año apareció lo último de Mondo Drag, una banda que repite en el ranking de lo mejor del año con un disco que vuelve a mostrar el oficio de este grupo en un trabajo serio y efectivo que de nuevo trae sonidos de rock progresivo y psicodélicos y que resulta tan convincente como su alterior disco.




BANQUET -Jupiter Rose

Provenientes de San Francisco, este cuarteto debuta con un trabajo que nos retrotrae a las bandas de hard rock de los setenta y nos presenta un sonido heavy psych de lo más puro que nos podemos encontrar hoy en día. La presencia de dobles guitarras y el sonido sucio que encontramos en sus 7 temas son la carta de estilo de esta banda que nos trae el sello Heavy Psych Sounds.




RED APPLE - Pow Wow


Los madrileños de Red Apple aperecieron a principios de año con este magnífico disco, y en el que muestran por una parte su versatilidad tocando en diferentes registros y por otra su fiel adesión y veneración por el rock de los 70. En Stoned Guitar ya apareció la reseña de Pow Wow aquí.



WOLF PEOPLE - Ruins


Uno de los discos que más se hizo esperar fue el regreso de los ingleses Wolf People tras tres años de parón desde su excelente Faint (2013). Sin duda, una de las bandas más fiables en esto del retro rock, Wolf People vuelven a dar con la tecla y nos regalan una colección de temas que siguen sonando tan bien como en su anterior disco.Rock psicodélico, hard rock algo de progresivo en un disco de nuevo muy equilibrado.




SVARTANATT - St


Una de las sorpresas de este 2016 ha sido el debut de los suecos Svartanatt que, seguramente no tendrá demasiado éxito pero que es una de las apariciones más sinceras y disfrutables de los últimos meses. Guitarras totalmente setenteras y música sin trampa ni cartón, directa pero al mismo tiempo muy currada y conseguida, todos los temas de Svartanatt merecen ser escuchados. Uno de los hallazgos de este año.




WHITE WAIL - I


Otro grupo desconocidísimo son los americanos White Wail. Con un hard psych descarnado y macarra, White Wail muestran devoción por el hard rock psicodélico de los 70 como demuestran a través de los siete temas que componen el álbum. No los conoce nadie pero desde ya son una banda favorita en Stoned Guitar.




BLOOD CEREMONY - Lord of Misrule


Es turno para una de las bandas más consolidadas dentro del panorama retro como son Blood Ceremony, que volvían este año con su cuarto disco que nuevamente no solo no decepciona sino que muestra al cuarteto muy en forma y dejan entrever que aún les queda cuerda para rato. Black Sabbath y Jethro Tull siguen siendo unas de sus referencias principales, aunque también la psicodelia está presente en uno de los mejores discos de este curso.



BRIGHT CURSE - Before The Shore


Uno de los debuts más potentes del año es este Before The Shore de Bright Curse. Con cierto aire doom pero desde una perspectiva psych y algun toque metálico este trío firma este interesantísimo disco. Los pasajes de este álbum tienen un punto de oscuridad aunque tiene muchos matices desde ese enfoque de blues pesado y psicodelico. Gran trabajo desde UK.




DEWOLFF - Roux-Ga-Roux


Dewolff son una banda más que consolidada y este curso llegaban con su quinto largo. Un disco que volvió a dejar un muy buen sabor de boca con esa variedad de estilos que tan bien saben desarrollar los holandeses a partir del blues rock pero tocando otros palos que podrían ir desde la psicodelia hasta el southern rock en un álbum my compacto.




MAIDA VALE - Tales of the Wicked West


Pues uno de los mejores discos del año lo firman estas cuatro mujeres provenientes (como no) de Suecia, que se estrenan con un disco que es un genial tributo al mejor rock setentero. Temas que son pura dinamita y que transmiten las mejores sensaciones a través de una gran voz y guitarras, y que hasta sorpendren con un (¿homenaje?) al Maggot Brain de Funkadelic en el último tema del disco.





SLOW SEASON - Westing


Una banda que ya apareció hace poco en Stoned Guitar con su anterior trabajo (Mountains) y que este año publicaban este su tercer álbum para alegría de muchos. No han decepcionado me parece, pues su apuesta por un sonido más variado no ha restado crédito a lo ya conseguido anteriormente a base de sudoroso hard rock zeppeliano.




THE DUES - Thief of Time


Y concluimos este repaso anual a lo mejor del sonido retro con un disco que honra el blues rock, la psicodelia y el movimiento revival más guitarrero en general. El trío suizo The Dues tienen claro de donde vienen y lo que quieren ofrecer. Como unos Radio Moscow más sucios y menos blueseros, el hard rock lo-fi de este grupo rescata de forma prodigiosa el hard undergound de los setenta, recordándonos a grupos como Blue Cheer, Cream o los Stooges en uno de los mejores discos de este año.



Mención especial para otros grupos que no han tenido cabida en este repaso, quizá injustamente. Algunos han ocupado en su momento la sección de El Disco de la Semana, así que, que menos que citarlos para que quede constancia de su valía: Stonerider, Limestone Whale, Salem's Pot, Church of the Cosmic Skull, Hard Days, Younblood Supercult, The Magic Johnson o Datura4, son algunos que podrían haber estado perfectamente y que en cualquier caso nos habla muy bien de como ha sido en año en cuanto a discos.

Hasta el próximo año con una nueva lista, esperemos que este tan bien cargada como estas últimas.

domingo, 4 de diciembre de 2016

TIN HOUSE - St (USA, 1971)

Vamos a rescatar del olvido a este power-trio americano del que poca información circula por ahí y que, sorprendentemente, grabó este trabajo en 1971 con el sello grande como Epic, aunque su fama y repercusión fue nula. Y no es que ahora sea muy conocido ni mucho menos. Una pena, aunque ya estamos acostumbrados a estas cosas, pues por estos lares estos discos perdidos saben a gloria, aún con sus defectos.

El sonido de estos tipos recuerda por una parte a grupos de hard rock como Grand Funk, Frijid Pink, Leaf Hound o Highway Robbery pero por otra tienen en ocasiones un aire a los grupos británicos de blues rock y también a los grupos más duros de la psicodelia de finales de los 60. Como dato, y siguiendo con esa conexión con el blues, de las pocas cosas que se sabe que sus miembros es que su guitarrista, Floyd Radford, pasó después de esta aventura en Tin House a ser un habitual de la banda de Johnny Winter.

Un disco corto (el tema más largo no llega a los cuatro minutos) con canciones generalmente directas y muy guitarreras, con numeros brillantes en mi opinión como son "Personal Gain", "30 Weight Blues" o el mejor corte que para mí es "Silver Star", un tema que, junto a algún otro aún deja entrever ramalazos psicodélicos que complementan tan bien esa base hard rock.

Un par de temas menores no le restan demasiado al disco de Tin House y es mayormente una excelente colección de temas que conservan intacta la esencia de los grupos más o menos underground del hard setentero, siendo éste un ejemplar de los que vale la pena escuchar claramente.

VALORACIÓN:  8-8'5

TEMA CLAVE: "Silver Star"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: N.S.U. - Turn On, or Turn Me Down (UK, 1969)





sábado, 26 de noviembre de 2016

THEE HYPNOTICS - Come Down Heavy (UK, 1990)

Relegados a estas alturas al manido status de banda de culto, The Hypnotics tuvieron en su momento sus pequeños momentos de gloria compartiendo escena con bandas de la incipienta movida grunge y alternativa que empezaba a florecer a principios de los 90 en Estados Unidos, aunque en ningún caso llegaran a estar considerados como un grupo de primera fila en aquellos momentos, a pesar de elogios provenientes de otros ilustres como Sonic Youth, Black Crowes o Pearl Jam.

Después de hacerse un hueco en la escena alternativa londinense lograron captar la atención del sello SUB POP bajo el que editaron su disco Live'r Than God donde se recogían a partes iguales temas en estudio y en directo y donde Thee Hypnotics ya mostraban sus influencias basadas básicamente en el sonido Detroit con The Stooges y MC5 como principales referencias.

Un año más tarde y esta vez a través del sello Beggar's Banquet, el grupo continuó con este Come Down Heavy reviviendo ese high energy de su primer disco pero al mismo tiempo se adentró en los terrenos del hard rock y el heavy psych, siempre desde una perspectiva sucia y macarra que iba a marcar toda su trayectoria y que en mi opinión alcanza en este disco su cénit, a través de estos diez trallazos de rock and roll que nos retrotraen veinte años atrás, justo en pleno nacimiento del grunge.

Son, por tanto, Thee Hypnotics otros de esos outsiders que, ajenos a modas y aunque ubicados casi por necesidad en la escena grunge, se limitaron a dejarse llevar por sus influencias que iban desde los citados grupos de Detroit hasta Blue Cheer, Led Zeppelin, Captain Beefheart, New York Dolls o Muddy Waters, por citar algunos.

Quizá sea su siguiente trabajo, Soul Glitter & Sin (1991) su disco más reconocido a día de hoy, no lo sé. En él buscan más la experimentación y determinadas atmosferas, siempre sin olvidar su lado más cañero, aunque a mí no me llega tanto como este Come Down Heavy, una auténtica apisonadora de guitarras y decibelios sin descanso desde "Half Man Half Boy", pasando por "All Messed Up" o "(Let It) Come Down Heavy" como ejemplos. Aunque el ritmo no decae y es solo en el último tema, "Revolution Stone", cuando vemos a unos Hypnotics no tan directos y que cierran el disco en formato jam de 9 minutos, y buscando ya nuevos registros que ampliarían en su siguiente álbum.


VALORACIÓN:  8'5

TEMA CLAVE: "(Let It) Come Down Heavy"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: THEE HYPNOTICS - Live'r THan God (UK, 1989)




viernes, 18 de noviembre de 2016

ULTIMATE SPINACH - Behold & See (USA, 1968)

Ultimate Spinach son uno de los clásicos de la psicodelia americana y una de las principales caras del movimieno en Boston y en toda la costa Este. Sus dos primeros álbumes son auténticas joyas del rock ácido, tanto su debut como este Behold & See, ambos editados en el mismo año 1968 y tras los cuales vendría su tercer y último disco en 1969 y que no he tenido la ocasión de escuchar.

Este disco la verdad es que me hace recordar viejos tiempos, tiempos más hippies diría, cuando buceaba en la psicodelia y tras los grandes nombres conocidos por todos como Jefferson Airplane y demás aparecían otras bandas tan sorprendentes como Ultimate Spinach, con una música que nada tenía que envidiar a los grupos de la costa Oeste y que jugaba de tú a tú con cualquier otro artefacto lisérgico de la época.

Quizá podría decir que me gusta más este disco que el debut porque puede que en general las canciones de este Behold & See en conjunto me gusten más, aunque debería reoir el primero para convencerme del todo, ya que es un disco enorme también. Y es que temás como "Suite: Genesis of Beauty", "Jazz Thing", "Gilded Lamp Of The Cosmos"o la impresionante "Mind Flowers" hecen de Behold & See un catálogo de la mejor psicodelia de finales de los 60 que nos podamos encontrar. Psicodelia típica con evocadoras atmósferas ácidas, grandes arreglos y gusto por las armonías vocales, con la alternancia en las voces de Ian Bruce-Douglas y Barbara Hudson, las canciones de Ultimate Spinach te teletransportan en un instante a la America hippie sin necesidad de tomar ninguna sustancia, aunque acompañar el viaje de éstas ya es opcional y tampoco es una mala elección.


VALORACIÓN:  8'5

TEMA CLAVE: "Mind Flowers"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ULTIMATE SPINACH - St (USA, 1968)

sábado, 12 de noviembre de 2016

YESTERDAY'S CHILDREN - St (USA, 1970)

Otro ilustre del hard psych USA. Nada más y nada menos que Yesterday's Children y sú único disco.No se comieron una rosca en su momento y el grupo se disolvió tras el escaso éxito de este album pero hoy en dia y, aunque pertenece irremediablemente al underground setentero, el LP de Yesterdey's Children es bien apreciado por todos los fans de la psicodelia más sudorosa y pasada de rosca.

Y no es para menos, ya que este disco captura de forma muy genuina ese sonido hard psych, fruto de esa transición que se vivia en el momento de la psicodelia hacia el rock progresivo y que Yesterday's Children lo ejecutan desde el hard rock, aunque es un hard rock muy bañado en ácido, con ese sonido fuzz y con la bastante innovadora inclusión de dos guitarras, muy bien conjuntadas y que junto a la potente voz de Denis Croce y una contundente base rítmica forman un conjunto muy bien ensamblado.

Temas como "She's Easy" o "Hunter's Moon" son pura energía hardrockera y anticipan un sonido todavía por venir, mientras que en otros como "Paranoia", "Sad Born Loser" o "Sailing" son menos pesados pero tremendamente disfrutables, piezas siempre que entroncan con la psicodelia y donde aún se intuye ese pasado garagero de esta banda de Conneticut. El disco lo completan dos versiones: "What Of I" y "Evil Woman", así como el tema propio "Providence Bummer", donde coquetean con el boggie rock aunque siguen conservando el toque heavy.

Un disco en mi opinión muy bueno, más que por sus temas de forma individual por su sonido en general, que es lo que me parece más interesesante de Yesterday's Children. Un disco que no solo ha sabido envejecer bien (cosa nada fácil) sino que además ha quedado, de forma yo diría que definitiva, como una pieza valiosísima de la movida lisérgica americana, con un sonido muy auténtico y con ocho temas nada rebuscados pero muy bien ejecutados y la verdad, muy disfrutables.


VALORACIÓN:  8'5-9

TEMA CLAVE: "She's Easy"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: JOSEFUS - St (USA, 1970)









domingo, 30 de octubre de 2016

BANCHEE - Thinkin' (USA, 1971)

Parece ser que Banchee sí que tuvieron algo de fama por un breve periodo de tiempo, aunque reducida al area de Boston, de donde provenían el guitarra solista Peter Alongi y el bajista Michael Gregory Marino que se encargaron de reclutar al resto de miembros por los clubs de la zona hasta formar el grupo, aunque algunos miembros cambien entre el primer y el segundo disco.

Sin embargo parece ser que no vendieron un pimiento los pobres de Banchee. Tampoco parece ser que recibieran demasiada promoción de las dos discograficas donde grabaron sus dos LPs así que pronto se separaron dejando como legado este Thinkin' y su primer disco auto-titulado Banchee (1969).

En fin, la historia es mil veces vista y oida. Sobretodo en este blog, muy pendiente siempre de rescatar estos grupos y discos del underground sixties & seventies.

Y entrando en el meollo decir que, que conste que el primer disco de Banchee me gusta mucho, con temazos como "I Just Don't Know" o "Beautiful Day", que más de una vez han caido en algún que otro recopilatorio casero, pero es que este segundo disco tiene esa vuelta de tuerca guitarrera que tan fácilmente me cautiva.

Así pues a grandes rasgos mientras en el primer disco nos encontramos una psicodelia que mezcla momentos heavies con otros tranquilos, yendo del heavy psych hasta casi el psych folk, en este Thinkin' el grupo se aprieta las clavijas y ya desde el inicio con "John Doe" atacan con psicodelia guitarrera de la buena, siempre combinada brillantemente con armonías vocales que hacen de este disco uno de los mejores álbumes de heavy acid rock de su momento. Temas como el citado, "Wilya", "38" o el propio "Thinkin'" que da dan buena cuenta de la capacidad de Banchee para facturar material de primera.

Lo que me flipa a mí es como suena esa guitarra solista a lo largo del disco. Esa guitarra ácida que tiene ese sonido tan especial que por mucho que los grupos actuales intenten reproducir solo estas bandas antiguas son capaces de capturar y que exceptuando en la pseudo balada "Iceberg" podemos drisfutar en todo el disco.

Es por tanto un gran disco este de Banchee y en su estilo de lo mejorcito. Puede que en su momento no tuvieran suerte los de Boston pero la consideración hacía este grupo ahora en la era internet puedo asegurar que es excelente, siempre hablando desde el punto de vista de los psych-freaks, al menos.

VALORACIÓN:  8'5/9

TEMA CLAVE: "38"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: BANCHEE - St (USA, 1969)