miércoles, 24 de agosto de 2016

JULY - St (UK, 1968)

Turno para uno de mis discos preferidos de siempre. Un disco que puede que tenga sobreestimado pero que no deja de ser uno de los mejores discos de la psicodelia británica y del mundo mundial.

El disco tiene un aire místico e hiperlisérgico que encandila como pocos. Pese a ser en su mayor parte psicodelia pop, el uso del fuzz le da un toque diferente y, en cierto modo, agresivo al álbum y lo hace bastante innovador comparado con lo que se venía haciendo hasta el momento en las islas.

No es que haya demasiada información de la banda porque, ciertamente, ni editaron mucho más aparte de este disco, ni tuvieron un mínimo éxito como para ganarse un nombre en esto de la  música. Además, su corta historia fue la del típico grupo que cambia de nombre y de formación varias veces hasta que lanza este disco en 1968 para desaparecer hasta prácticamente la era internet, donde es ya un disco de culto entre los amantes de la psicodelia.

Y es que July nos recuerda a bandas emblématicas del rollo psych inglés. Compositivamente hablando, es díficil no nombrar a Syd Barred o incluso a los Pink Floyd de la propia era Barret. También me suenan a los Beatles de la era Revolver, a los Tomorrow de Steve Howe o a los Pretty Things del S. F. Sorrow, en lo que July vendría siendo una versión menos pulida pero más ácida de lo que hicieron los londinenses en ese fántastico álbum.

Lo mejor del disco, temas como "The Way", "You Missed It All", o la anthemica "Dandelion Seeds", que destacan por encima del resto. También sobresaliente me parece la portada, bizarra e hipnótica, perfectamente acorde con los sonidos de esta infravalorada y atemporal obra de la psicodelia que es July.

Imperdible.

VALORACIÓN:  9/9'5

TEMA CLAVE: "Dandelion Seeds"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: THE PRETTY THINGS -S.F. Sorrow (UK, 1968)



lunes, 15 de agosto de 2016

MOUNT CARMEL - Real Women (USA, 2012)

Aunque la primera vez que escuche este Real Women no me impresionó demasiado, con las sucesivas escuchas empecé a preguntarme que demonios me pasaba por la cabeza para no darme cuenta de que estaba escuchando un disco que transpira calidad y autenticidad por los cuatro costados. No obstante, al poco tiempo me encontraba disfrutando del vinilo de este trío de Ohio y resarciéndome de esa primera impresión.

Lo cierto es que puede ser un disco que de primeras no diga demasiado, porque no tiene nada de especial musicalmente hablando. Tres tipos tocando hard blues rock muy de la vieja escuela tocando temas que parece que hayamos escuchado muchas veces en ocasiones anteriores. Los temas además no son muy extensos (ninguno llega a los 5 minutos, cosa rara en este estilo) por lo que tampoco intentan impresionar a base de largas improvisaciones o recargada instrumentación.

No obstante Real Woman es un disco que gana mucho en las distancias cortas. Y es que cuando empiezas a sumergirte en cortes como "Swaggs", "Oh Louisa" o "Lullaby" los acordes, ritmos y solos de Mount Carmel te retrotraen a grupos amados por toda la gente de bien: Cream, Led Zeppelin o los más recientes Black Crowes, así como los primeros Black Keys, todo ello con el inconfundible sello que le dan los yankis a esto del rock y el blues, estilos que llevan en la sangre los muy cabrones y que tan bien saben transmitir en sus discos y directos.

Un disco muy veraniego, ligero y refrescante e ideal para  acompañarlo de una buena cerveza y buena compañia para disfrutar de estos últimos días del verano.


VALORACIÓN:  8/8'5

TEMA CLAVE: "Oh Louisa"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MOUNT CARMEL - St (USA, 2010)

viernes, 5 de agosto de 2016

ANDROMEDA - St (UK, 1969)





El otro día quitaba el polvo al vinilo de Andromeda sacándolo del oscuro ostracismo al que lo tenía condenado ahí en los confines de la estantería. Y es que la verdad es que es un disco que no tengo tan escuchado como debería, pues se trata de uno de los mejores en su estilo.

Decían, o dicen, ya no sé yo, que eran la respuesta inglesa a Blue Cheer, y aunque tampoco voy a ser yo quien dé o quite razón lo cierto es que las diferencias entre una y otra banda existen y están ahí. Otra cosa es que el paralelismo, en esa dicotomía entre USA-UK no esté bien tirado, que lo está, creo yo, pues ambas propuestas nos muestran ejemplos de psicodelia tremendamente agresiva con muy poca diferencia temporal entre ellas.

En cualquier caso el de Andromeda es un disco más elaborado, podríamos decir, que el de Blue Cheer (si es que nos referimos a Vincebus Eruptum). Aquí no solo hay blues pesado y psicodelia descarnada sino que el disco toca también claramente el terreno del rock progresivo y ya nos da pistas en su conjunto de lo que iba a venir cuando su guitarrista, John Du Cann, se embarque en uno de los projectos más emblemáticos del hard rock de los 70 como es Atomic Rooster. Pero eso ya es otra historia.

La historia de Andromeda es más modesta, pues solo editaron este álbum además de algún que otro directo o recopilatorio, aunque no es ningún problema ya que aquí en este blog somos muy fans de los grupos con un solo disco como se puede ver por los ya comentados.

Y en fin, si antes hablaba  de John Du Cann como la cabeza visible del grupo y principal protagonista en este disco (pues los guitarrazos son de antología) también sería justo destacar la labor de Mick Hawksworth al bajo y de Jack McCulloch a la batería. Un ejemplo de power-trío clásico y directo a la yugular.

No tiene pérdida la cosa. Otro clásico más de las catacumbas del hard rock setentero que no está demás reivindicar y por supuesto disfrutar.

VALORACIÓN:  9

TEMA CLAVE: "Return To Sanity"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ATOMIC ROOSTER - Death Walks Behind You (UK, 1970)




martes, 26 de julio de 2016

THE BLUES PROJECT - Projections (USA, 1966)





Hoy toca retroceder a los primeros días de la psicodelia. Corría el año 1966 y se daba inicio al movimiento con discos como Revolver de los Beatles, el Fifth Dimension de los Byrds o el Psychedelic Sounds de 13th Floor Elevatos, entre otros.

A ambos lados del Atlántico iban apareciendo bandas atraidas por los nuevos sonidos y que iban incorporando estas nuevas sonoridades a otras que ya llevaban de serie, como el blues o el country formando una amalgama de sonidos que al final representaban a esa generación de finales de década, que buscaban experimentar, descubrir y divertirse a través de la música.

Una de esas bandas que puso su granito de arena en el asunto fue Blues Project, una banda que quizá estaba predestinada a no durar mucho y no precisamente por falta de talento, sino más bien por ser un grupo donde cada integrante iba un poco por su cuenta y donde no había una cohesión o idea de grupo definida. Eran más bien músicos juntos tocando y ya.

De hecho el disco parece un directo. Suena como tal, como si sus integrantes estuvieran tocando en formato jam y dejándose un poco llevar por la música. Y bueno, al final esto es como todo y acaba siendo uno de sus alicientes, supongo.

Con todo, lo que más me gusta de este Projections además de, lógicamente, temas concretos como "I Can't Keep From Crying", "Steve's Song" o "Wake Me, Shake Me", es que es uno de esos discos que como decía anteriormente recogen en un mismo álbum diferentes tipos y estilos de músicas que se daban en los 60 y forman un testimonio valioso de esa gloriosa época. Porque si en algo se caracteriza este grupo y disco es la variedad: blues, pinceladas de psicodelia, de jazz, algo de folk, muestra todo ello de que sus integrantes pues, iban haciendo cada uno la guerra por su cuenta también.

Un gran disco. Uno de los más interesantes y menos conocidos de un año fundacional en esto del rock.

VALORACIÓN:  8'5/9

TEMA CLAVE: "I Can't Keep From Crying"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: THE BUTTERFIELD BLUES BAND - East-West (USA, 1966)






martes, 12 de julio de 2016

ALL THEM WITCHES - Our Mother Electricity (USA, 2012)


All Them Witches son para mí una de las mejores bandas del panorama actual. Les acreditan sus, hasta el momento, tres discos, todos ellos en mi opinión de notable para arriba, siendo este, el primero, mi preferido de ellos.

Hay una cierta evolución entre este álbum debut, más directo, más espontaneo, y el sonido introspectivo, pausado y perturbador del último disco de All Them Witches (Dying Surfer Meets His Maker, 2015) y yo la verdad es que los encuentro en las dos facetas igual de convincentes.

No obstante, si tengo que elegir me quedo con los sonidos de este Our Mother Electricity. Un disco que para mí pasa de puntillas por el stoner rock convencional para tocar otros estilos que le dan una versatilidad y una frescura tremenda: blues rock, southern, rock psicodélico, junto con el citado stoner, forman una mezcla que suena a las mil maravillas.

No sobra nada en este trabajo. Desde el comienzo con "Heavy Like a Witch" hasta el último tema, la enorme "Right Hand", todo es aprovechable en este debut de los de Nasville. Hits como la bluesera "The Urn", ese medio tiempo de sabor tan americano como es "Elk.Blood. Heart" o el tema de 8 minutos "Until It Unwinds" por citar algunas, aunque como ya digo me gustan todas de principio a fin.

Es curioso por que este disco ha quedado un poco a la sombra del segundo disco de la banda (Lightning At The Door, 2013), un álbum que sería el de la consagración del cuarteto americano y seguramente el más aclamado hasta el momento, a pesar de que a mí me sigue pareciendo mejor el que hoy nos ocupa. Un disco, éste, sin duda infravalorado.


VALORACIÓN:  8'5 / 9

TEMA CLAVE: "The Urn"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:  ALL THEM WITCHES - Lightning at the Door (USA, 2013)

lunes, 4 de julio de 2016

DUST - Hard Attack (USA, 1972)


 Soy consciente de que el primer disco de Dust pueda ser mejor que este Hard Attack. Incluso si le diera más escuchas posiblemente me gustara más, aunque por lo que sea le tengo más aprecio a este. Que sé yo.

Con todo, muy buen disco el de este trío neoyorkino, que cuenta en sus filas con un ilustre, Mark Bell, AKA Marky Ramone, demostrando que también podía hacerlo bien en un estilo más técnico como el hard rock de corte clásico como éste.

El disco en cuestión la verdad es que tiene luces y sombras. Empieza muy bien, con el mejor corte del álbum que es "Pull Away/So Many Times", tema que conjuga a las mil maravillas la fiereza del grupo así como también su parte melódica. Otras canciones destacadas son para mí las que apuestan por el hard rock sin concesiones como "Learning to Die", "All in All" o "Suicide", y es ahí donde les veo más convincentes, bastante más que en los devaneos country (aunque "How Many Horses" no está mal) o las baladitas insípidas del estilo de "Thustly Spoken".

Con todo y a pesar de esos temas menores el resto del disco lo encuentro un hard rock de bastante calidad y donde hay que destacar la buena labor como trío muy compensado, pues los tres integrandes lucen por igual a lo largo del trabajo.

Recomendable al igual que su primer disco. 

VALORACIÓN:  8

TEMA CLAVE: "Pull Away/So Many Times"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: DUST - St (USA - 1971)

 

miércoles, 22 de junio de 2016

HIGHWAY ROBBERY - For Love or Money (USA, 1972)


Highway Robbery eran un un power-trío muy al uso en una época en la que el hard rock estaba muy de moda. Un hard rock de corte más bien clásico lo que encontramos aquí, aunque aún conserva reminiscencias psych a pesar de su enfoque, digamos, clásico e incluso comercial.

Es un disco que tiene bastante buena fama en el mundillo y es todo un habitual en las listas de hard rock underground de los 70. Un disco de segunda fila pero más o menos conocido y reconocido.

La fama es justa porque es un muy buen trabajo donde encontramos un hard rock enérgico y bien ensamblado que recuerda a grupos como Grand Funk, Deep Purple, etc. y que tiene ese toque, ese ingrediente especial que hace que lo podamos etiquetar como proto-metálico, quizá por esa desatada instrumentación, unido a un cantante chillón, como no podía ser de otra manera.

Por supuesto, me gusta más Highway Robbery cuando reparte caña de la buena como en "Lazy Woman", " Mistery Rider" o "Ain't Gonna Take No More" y un poco menos cuando nos cuela el medio tiempo ramplón de turno que, supongo, hay que perdonar. Aunque si quitas ese par de temas el resto es todo aprovechable y bien disfrutable.


VALORACIÓN:  8/8'5

TEMA CLAVE: "Lazy Woman"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ODA - St (USA, 1972)








martes, 14 de junio de 2016

JPT SCARE BAND - Sleeping Sickness (USA, 2000)


Uhm, esta es una banda que todavía tiene muchos misterios para mí. Bueno, y supongo que tampoco seré el único que está así porque la historia de este trío de Kansas no parece ser demasiado conocida, cosa por otra parte normal sí atendemos a que no fue hasta los 90 cuando el grupo decidió empezar a recopilar y editar su material grabado en los 70.

Este recopilatorio fue lo primero que llegó a mis oídos de la JPT Scare Band. Recuerdo cuando empezó a correrse la voz por los foros de internet de la existencia de este monstruo heavy psych y como algunos flipamos ante estas bestias pardas al descubrirlo. Después han seguido sacando otros álbumes aunque fue este, el del descubrimiento, el que me golpeó con más fuerza.

Simplificando la cosa, el disco lo forman siete temas de desparrame total. Siete temas prácticamente instrumentales donde casi todo son jams de psicodelia guitarrera y donde los temas lejos de tener una estructura son básicamente pura improvisación y de hecho, parece un directo aunque son todo temas grabados en el estudio entre 1973 y 1976.

El disco, para ser claros, es irregular, aunque en parte esa es su gracia. Los temas son extensos y, como decía, tienden a la improvisación aunque si no atendemos tanto a las composiciones como a su sonido, JPT  Scare Band es, como su nombre indica, un artefacto temible, capaz de producir las jams ácidas más destructivas que te puedas encontrar en la década de los 70. No hay respiro para todo ese fuzz, wah-wah y frenesí instrumental, de un trío que no pone el énfasis en la estructura sino en la interacción entre sus componentes, al servicio de esa sonoridad que bebe tanto de Hendrix como de la psicodelia, el blues ácido y el hard rock de principios de década.

Un disco excesivo, hijo del momento. Un recopilación de temas que representan un concepto de jam muy particular en los 70 y del cual te puedes empachar en estos 70 minutazos de desenfreno guitarril.

VALORACIÓN:  9

TEMA CLAVE: "Sleeping Sickness"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: JPT SCARE BAND - Past Is Prologue (USA, 2001)

 

martes, 7 de junio de 2016

SACRI MONTI - St (USA, 2015)


¿Es Sacri Monti el disco definitivo dentro del revival del heavy psych? Pues no lo sé. Primero porque no se sabe lo que vendrá después (siempre se puede ir a mejor), y segundo porque es todavía muy reciente la salida al mercado de este álbum debut de la banda de San Diego, por otra parte formada por Thomas Dibenedetto (batería de Joy) y Anthony Meier bajista de Radio Moscow) y cuya formación se completa con las guitarras de Brenden Dellar y Dylan Donovan.

 Y es que planteaba la pregunta porque en la actualidad se da la circunstancia de que hay un montón de bandas reviviendo sonidos 60's y 70's, pero mientras muchas no tienen calidad y se suben al carro por ser la moda del momento, hay otras con muchas tablas y que saben lo que hacen y se nota que han mamado del hard rock y la psicodelia de la época dorada del rock y así lo plasman en sus trabajos.

Entre esas bandas está, sin duda, Sacri Monti. Efectivamente, tiene cosas de Radio Moscow y Joy aunque se desmarcan del sonido tan marcadamente bluesero de estos para adentrarse en los oscuros caminos de la psicodelia, el hard rock más ácido e incluso el progresivo setentero, en una obra que trasciende el mero homenaje y se hace un hueco dentro del estilo con un disco de calidad y sin desperdicio alguno.

Ya intuí cuando escuché por primera vez ese inicio con "Staggered in Lies" que estábamos ante un disco especial, diferente. Por suerte esa primera impresión se vio confirmada cuando escuché el resto de temas del disco, el cual culmina brillantemente con el corte de 12 minutos también titulado"Sacri Monti".

Una oda al heavy psych con los elementos que hacen falta en un disco de este estilo, pues hay un sublime trabajo de guitarras, con riffs que nos recuerdan a los grupos setenteros, solos desbocados, teclados, y un trabajo vocal un poco más difuminado entre toda esa instrumentación, pesada como un dinosaurio que lo va aplastando todo a su paso.

Posiblemente mi disco favorito del pasado año y seguramente el mejor disco de heavy psych hecho desde los 70.

VALORACIÓN:  9/9'5

TEMA CLAVE: "Staggered in Lies"

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: JOY - Under the Spell of Joy (USA, 2014)



sábado, 4 de junio de 2016

5 TEMAZOS DE...

THE DOORS



Tenía esta entrada más o menos hecha cuando murió Bowie y al dedicarle al final los 5 temazos al Duque Blanco se quedó ésta por rematar. Así que ahí van otros ilustres, The Doors, una banda que trasciende a gustos o estilos y que no necesita ninguna presentación. 

Seleccionar cinco temas de su trayectoria es realmente complicado, así que me he propuesto no poner sus temas más trillados: "Break On Throught", "Light My Fire", "The End" o "Riders On The Storm" (que para eso ya tenéis la Rock FM) y seleccionar otros igualmente geniales y que quizá no estén tan usados. Además, he intentado que estén representados sus mejores álbumes, los cinco primeros saltándome, claro está, el Soft Parade :p

 

-"Soul Kitchen". De su enorme disco debut, uno de esos temas que no me llamó la atención al principio pero que gana mucho con el tiempo y las escuchas. Temón.

- Los Doors fueron capaces de sacar dos discos inconmensurables el mismo año 1967 y posiblemente sean mis dos álbumes preferidos del grupo. Perteneciente a Strange Days aquí está la irresistible "Love Me Two Times".

De ese discazo que es Morrison Hotel y cultivando la faceta bluesera de esa manera que tan bien los Doors sabían hacer: "Roadhouse Blues"

Para cerrar el disco Waiting For The Sun un tema no muy conocido pero que me encanta: "Five To One"
El disco L.A. Woman para mí está casi al mismo nivel que los dos primeros de los Doors. Aquí todos los temas son de notable para arriba. Esta vez el elegido es "The Changeling".